IMPACTO DEL ERTE EN LAS VACACIONES

 

IMPACTO DEL ERTE EN LAS VACACIONES

A lo largo de este verano, son muchos los trabajadores que se plantean una serie de dudas muy similares en relación al devengo y disfrute de las vacaciones. Dedicaremos este artículo a las principales cuestiones polémicas sobre este tema.

En primer lugar, recordemos que siguiendo el artículo 38 de Estatutos de los Trabajadores para devengar 30 días de vacaciones retribuidas será necesario haber prestado servicios para la empresa durante todo un año. Ten en cuenta, que en algunos Convenios Colectivos en lugar de hablarse de 30 días naturales se habla de 22 días laborales e incluso puede mejorarse el número de días de disfrute.

Dicho lo anterior, atendiendo a la situación actual en la que los ERTE han cambiado significativamente los sistemas de organización empresarial a los que estábamos acostumbrados, plantearemos y resolveremos algunas dudas frecuentes.

¿Los distintos tipos de ERTE afectan por igual a las vacaciones?

No, debemos diferenciar entre los ERTE de suspensión y los de reducción, en los primeros durante el tiempo en el que te hayas encontrado en el mismo no generas días de vacaciones, en los segundos por el contrario sí.

La diferencia es que en los de suspensión has dejado de prestar servicios y en los de reducción pese a que hayas reducido tu jornada sí has seguido prestando servicios. 

He estado incluído/a en un ERTE de reducción, ¿Cuál será mi retribución durante el disfrute de mis vacaciones?

Sin duda esta es la cuestión más polémica, en los períodos de consultas previos a la presentación de los ERTE debería haberse alcanzado un pacto expreso sobre este extremo, pero la realidad es que en la mayoría de los casos no ha sido así.

Existen dos corrientes bien diferenciadas sobre este tema, la primera de ellas atiende a la interpretación que se de los criterios legislativos sobre los contratos a tiempo parcial, esta nos dice que el número de días no se verá afectado pero que la retribución durante el tiempo de disfrute sí se verá reducida de manera proporcional al haber existido períodos de reducción de jornada.

La segunda, es la partidaria de que el número de días de vacaciones devengado durante la reducción de jornada se vea reducido en la misma proporción, es decir que si has estado en ERTE con reducción al 50% durante 4 meses en lugar de generar 10 días de vacaciones (2,5 de vacaciones al mes por 4 meses) serían 5 días.

En definitiva, hay que analizar casos concretos para abordar la problemática derivada. 

He solicitado las vacaciones a mi empresa y se niegan a concedérmelas, ¿Qué puedo hacer?

La empresa debe confeccionar un calendario de vacaciones con dos meses de antelación, si no es el caso de la tuya (es lo más frecuente) es aconsejable pedirlas por escrito conservando una copia sellada de tu solicitud, en caso de negativa dispones de un plazo de 20 días para interponer una demanda es un proceso sumario y preferente exento de conciliación administrativa previa.

Esperamos que haya sido de tu interés, para este y otros temas en materia laboral quedamos a tu disposición.

 

 

Pedro José Hernández Pérez

Graduado Social (Departamento jurídico, Laboral y Extranjería)

 

 

Contacta con nosotros